viagra natural

Cómo tratar las infecciones en el embarazo

blogerredas 28 enero 2011 0

Cómo tratar las infecciones en el embarazo



Al momento de quedar embarazadas, las mujeres (además de ser invadidas por una extremo sentimiento de felicidad) comienzan a experimentan una sensación bastante inusual para ellas, pero completamente lógica teniendo en cuenta su estado, y es el hecho de que se ven completamente preocupadas por cuidar al máximo cada parte de su cuerpo, y evitar bajo cualquier punto de vista situaciones propensas a adquirir alguna enfermedad, ya que cualquier cosa que afecte a la madre puede llegar a afectar al futuro niño.

Uno de las afecciones más temidas por las madres son las infecciones, ya que es muy difícil saber cuáles de las enfermedades infecciosas pueden llegar a interferir con el correcto crecimiento del bebé en el útero. Hay que tener en cuenta el hecho de que más allá del estado de la mujer, este tipo de enfermedades debe tratarse de igual manera que cuando la mujer no está encinta, cuidando que las temperaturas del cuerpo no excedan los 38 grados, y en los casos más graves, utilizando los medicamentos que sean recomendados para cada caso.

Hay que tener en cuenta también el hecho de que en los casos de embarazo, lo mejor será utilizar antibióticos que ya estén hace un buen tiempo en el mercado, aquellos que sean más conocidos por todos, ya que al utilizar medicamentos nuevos, se puede estar arriesgando la formación del niño que va a nacer, debido al desconocimiento de los resultados de las pruebas que avalan el uso del antibiótico durante la gestación. Para utilizar un medicamento nuevo, se debe contar con la plena seguridad de que no le generará ningún efecto secundario al bebé.

Para conocer el tipo de medicamento que la madre debe utilizar para cada caso, es común que los médicos pidan un cultivo, para determinar que tipo de infección padece la futura madre; también es común el hecho de que se le recomiende a la mujer el consumir mucho líquido y alimentos ricos en vitamina C, para evitar la deshidratación y ayudar a reforzar el sistema inmunológico.